0057398wpEl presunto autor de los crímenes fue identificado como Diego Loscalzo y fue detenido este mediodía en Cordoba. Entre los fallecidos hay un bebé por nacer. Además, hirió a otras tres personas.

Un joven fue detenido este mediodía en la provincia de Córdoba luego de asesinar a balazos al menos a seis personas, entre ellas un bebé que estaba por nacer, y herir a otros familiares en dos domicilios del distrito bonaerense de Hurlingham.

El autor de la masacre ocurrida el domingo a la noche, un trabajador ferroviario llamado Diego Loscalzo, de 24 años, escapó en su moto, que fue encontrada abandonada en la zona de Berazategui, a unos 60 kilómetros de distancia, y por el momento permanecía prófugo, informaron fuentes policiales.

Finalmente, Loscalzo, quien trabajaba como boletero para la empresa Metrovías en el ferrocarril Urquiza, fue arrestado este mediodía por efectivos de la Policía de Córdoba cuando viajaba en un ómnibus de la empresa Urquiza, a la altura de la ciudad de Río Segundo, a casi 700 kilómetros de la zona metropolitana de Buenos Aires.

Todo se inició cuando el joven asesinó a su exesposa, una policía del Comando de Patrullas de San Isidro, a quien baleó con su propia arma reglamentaria.

En la casa, situada en Cañuelas y Asamblea, el agresor también asesinó a la hermana de su mujer, a la esposo de la misma e hirió a una amiga de la familia.

Después, el atacante se dirigió a la casa de sus ex suegros, en la zona de Villa Tesei, donde también asesinó al hermano de la primera víctima, a su suegra y e hirió a su esposa del hombre, que estaba embarazada y tenía fecha de parto para este lunes.

Aparentemente, el agresor dejó su moto en Berazategui, se dirigió a la terminal de Retiro y tomó un micro a la provincia de Córdoba, donde quedó detenido.

El derrotero criminal se inició alrededor de las 22:00 cuando Loscalzo comenzó a discutir con su pareja, por razones que no se habían determinado.

Al escuchar los gritos, intervinieron Vanesa Macuna, hermana de la mujer, y su esposo, Darío Díaz.

En ese momento, Loscalzo asesinó de cuatro disparos a Romina, de dos disparos a Vanesa e hirió de un tiro en el pecho a Díaz que murió en el Hospital Posadas.

Antes de irse, el asesinó le apoyó el arma en el pecho a Uriel, su hijastro de once años, que es hijo de su pareja.

“No me mates papá”, fue el ruego del chico, que hizo desistir al asesino y dejarlo libre, para que vaya a buscar ayuda a la casa de un vecino.

Algunos vecinos señalaron que escucharon al agresor decir que “iba a matar a todos” mientras escapaba en su moto.

Poco después Loscalzo llamó a otro de sus cuñados, José Macuna, a quien le dijo que todos tenían que ir al hospital porque su hermana había tenido un accidente.

Cuando la familia había arrancado el Renault 9 para dirigirse a un hospital, se encontraron con Loscalzo, quien directamente atacó el auto a balazos.

Como producto de la agresión, murió José Macuna y su madre Juana, mientras que la esposa del primero, que estaba embarazada de nueve meses y tenía fecha para dar a luz este lunes, y su hija de once años resultaron heridas.

La mujer de 36 años perdió el bebé y permanecía en estado grave, mientras que la nena recibió heridas de bala en sus piernas y se encontraba fuera de peligro.

Fuente: Cadena 3