0057271wp
Foto de Archivo

El cantautor monterizo, Claudio Sosa que integra el grupo “Tucumanos” junto a Juan “Popi” Quintero, “Lucho” Hoyos y el “Topo” Encinar, se presentará este lunes en la tercera luna coscoina.

Nuevamente un monterizo pisará el escenario Atahualpa Yupanqui para llevar todo el folklore tucumano. Claudio Sosa, un hijo de esta tierra compartira escenario junto a grandes músicos de la provincia.

“Tucumanos” surge a través de la presentación de una productora en Buenos Aires y hablando con la gente de Cosquin, querían un proyecto representativo de Tucumán, entonces nos convocaron a los cuatros (Juan “Popi” Quintero, Lucho Hoyos y “Topo” Encinar los otros integrantes). Todos dijimos que si y empezamos a charlar las condiciones, no de las económicas sino mas bien de las artísticas y que era lo que ellos pretenden de nosotros”, expresó Sosa.

“Tenemos una misma linea musical, la de los Hermanos Nuñez, el Chivo Valladeras, el Pato Gentilini, Los Hermanos Carmona y muchisimas autores mas que han sido referencias para nosotros”.

Luego de la confirmación de la actuación, Sosa junto a sus compañeros comenzaron a trabajar en “Tucumanos”, teniendo en cuenta el tiempo que dispondrán del escenario.

MONTERIZOS le preguntó a Claudio como hace para mantener viva la llama del folclore tucumano y del norte, teniendo en cuenta que hace tiempo se encuentra afincado en Buenos Aires, el artista dijo; “Pasan los años y en uno, el lugar de residencia es bastante accidental porque sale a lugares a otros para llevar la música que ha conceptuado en su lugar de origen”, explicó y acotó que es como pintar un cuadro, “Uno cuando pinta un cuadro con el tiempo, no se si va mejorando, pero si nutriéndose de los paisajes, con cosas que va aprendiendo en el camino, con mas sabiduría, con mas actitud y uno va recibiendo influencias de esos paisajes.

Al hablar de su ciudad, dijo; En Monteros fue mi primer escenario, mis primeras canciones, y sin darme cuenta quise salir con mi guitarra a cantar, lo que hace cualquier joven cuando enfrenta a la música y de pronto van pasando los años y te das cuenta que esa ciudad y ese pueblo alimentó en lo artístico y te va quedando el eco”. Es importante saber de donde uno viene, para mi Monteros, después Tucuman, es una cosa que la pienso todos los días, por ahi estoy lejos, pero tengo el privilegio de añorar todos los días, quizás uno estando allá, no toma dimensión de lo que uno extraña, porque no se extraña lo que uno tiene. Mi pueblo es muy importante, por ahí me siento mas abandonado desde mi pueblo hacia a mi, Monteros es todo para mi, y mas desde que mi papa volvió a vivir allí.

En esta ultimas semanas, en “Tucumanos” rondaron muchas ideas con fuerzas para salir con lo mejor al escenario de Cosquin. “Con personajes como Popi, Lucho o el Topo, es muy fácil, hay un juego, una simplicidad tucumana muy buena, el rol esta determinado en funcion a lo que hacemos cada uno, Juan organizando la orquesta es impecable, es lo que hace el y para lo que se preparo toda la vida”. “Lucho tiene esa experiencia de haber andado mas caminos, tiene esa visión como mas para adelante, nosotros por ahí estamos en cierta búsquedas”. El “Topo” le pone la modernidad, nos lleva a no encasillarnos tanto en el folclore como la propia palabra. Y yo canto, hablar de mi se pone un jodido, trato de aportar lo que yo se. Esto es como hacer un asado entre varios parrilleros, cada uno va poniendo su corte y en lo que mas se especializa.

Con respecto a su carrera como solista, contó que todos sus discos tuvieron que ver con la tensión que pasa en esos días. “Todos mis disco tuvieron que ver mas por mis momentos personales. Vengo de momentos de salud no graves, no determinantes, pero si un cambio, por el problema en mi ojo, capaz que en el mejor momento de mi carrera, de estar tocando en El Vaticano, La Misa Criolla, fue algo muy fuerte. estoy lleno de proyectos, con bastantes cosas.

Uno de los proyectos en mente de Claudio es tocar junto a su hermano “Coqui”. “Con Coqui, tenemos una una vieja cosa que tenemos de hacer algo junto, desde que vivimos en Monteros, el camino nos va llevando a eso se dara cuando se tiene que dar. “Estoy donde debo estar, pero soy lo que debo ser, dice Ramiro Gonzalez, y vamos a ver si lo podemos hacer”.

Por ultimo y con respecto a la expectativas de “Tucumanos” en Cosquin, Sosa dijo; “nosotros tenemos una expectativa en común que es tocar, cantar, ser escuchado y ser entendido de lo que nosotros planteamos. “Es hacer lo que ha nosotros nos gustas, y que la gente pueda recibir ese cariño de nosotros. Es una noche dificil, una noche carnavelera, están Los Tekis, Galleguillo. Aceptamos el desafió, y acompañamos a la cartelera, una cartelera que esta cambiando Cosquin“.