0057258wpEl republicano llegó a la Casa Blanca con la menor popularidad de un nuevo presidente en cuatro décadas. En su discurso aseguró que “reforzará viejas alianzas” y “erradicará” al terrorismo.

El outsider multimillonario Donald Trump prestó juramento este viernes como 45° presidente de Estados Unidos y anunció que blindará las fronteras del país a los inmigrantes y a “los estragos” provocados por el libre comercio.

“A partir de ahora, será solo Estados Unidos en primer lugar”, afirmó en su discurso inaugural. Trump, que quiere deportar a millones de inmigrantes y construir un muro en los 3.200 km de frontera con México, también enumeró “dos reglas simples: compre estadounidense y contrate estadounidenses”.

“La ceremonia de hoy (por este viernes) tiene un significado muy especial porque no estamos meramente transfiriendo el poder de un gobierno a otro, o de un partido a otro. Estamos transfiriendo el poder de Washington DC y devolviéndose a ustedes, la gente”, dijo Trump.

Lamentó que Estados Unidos “enriquezca a industrias extranjeras” y “subsidie ejércitos extranjeros”. “Hemos defendido las fronteras de otros países mientras nos hemos negado a defender las nuestras (…) Debemos proteger nuestras fronteras de los estragos de otros países que fabrican nuestros productos, roban a nuestras empresas, y destruyen nuestros empleos”, sostuvo.

“Vamos a reforzar viejas alianzas y formar otras nuevas, y vamos a unir al mundo civilizado contra el terrorismo islámico radical, que será completamente erradicado de la faz de la Tierra”, fue uno de sus conceptos más duros.

Luego de realizar el tradicional desfile presidencial que partió desde el Congreso, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, arribó caminando a la Casa Blanca, en medio de un imponente operativo de seguridad montado para evitar choques entre manifestantes a favor y en contra del republicano.

El multimillonario, de la mano de su esposa y con el hijo de ambos, Barron, descendieron de la limusina blindada que los transportaba cerca del hotel propiedad de Trump, que abrió recientemente en el antiguo edificio de correos de la capital.

En el lugar fueron recibidos por un cartel que rezaba “Gracias” de parte de los trabajadores del hotel, y los tres caminaron durante unos metros saludando a sus simpatizantes para subir luego de nuevo al vehículo que les dejó finalmente en las proximidades de Lafayette.

Los últimos metros los hicieron caminando, frente al edificio del Tesoro, saludando a los asistentes que lo vitoreaban al grito de “Trump, Trump” desde las gradas, que por otra parte contaban con bastantes huecos vacíos.

Por momentos, los gritos y silbidos de los opositores taparon los cantos a favor de Trump pronunciados por los seguidores del magnate, que ocuparon unas tres o cuatro hileras detrás de las vallas dispuestas en los extremos de la Avenida Pensilvania.

El desfile es la primera parte de las celebraciones que tendrán lugar en Washington después de la ceremonia pública de investidura que tuvo lugar esta mañana, en la que Trump juró el cargo para su mandato de cuatro años, como sucesor de Barack Obama.

Minutos antes de su llegada, la tribuna de invitados se fue llenando con algunos de los futuros miembros de su gabinete, como el senador y aspirante a Fiscal General, Jeff Sessions; el nominado para Energía, Rick Perry; o el futuro secretario de Vivienda, Ben Carson.

A partir de este viernes, Trump se instalará en la residencia presidencial junto con su familia, aunque trascendió que su esposa Melania no se va a instalar completamente en Washington, sino que va a alternar la Casa Blanca con su residencia en Nueva York.

Fuente: Cadena 3