0057236wp
INTERNADO DESDE EL DOMINGO. El oficial principal José Antonio Martínez, quien sufrió heridas en el rostro antes de que murieran los agricultores.

Si bien las fuentes judiciales señalaron que se pidió la detención de 15 policías por apremios ilegales y de uno por el homicidio de Oscar Martín y Oscar Orlando Moreno, el abogado de la Policía, Juan Luis Hermosa, señaló que fueron cuatro los acusados por el delito más grave. En este grupo -confirmó- está el jefe de la comisaría de Tafí del Valle, Dardo Romano. “No hay elementos para decir que él le disparó a ninguno de los dos, porque no están aún las pericias. Romano fue el último en llegar al lugar. El fiscal se adelantó”, argumentó el defensor.

Por otro lado, Hermosa confesó que no cayó bien en la fuerza la liberación de los cinco civiles aprehendidos, todos familiares de los fallecidos. “Ellos en sus declaraciones reconocieron haber robado armas. A uno de los oficiales le disparaban a los pies y lo hacían bailar”, relató.

Sobre el momento en que murieron los agricultores, el domingo a la tarde, el abogado señaló: “Todo el mundo disparó, hasta los civiles. Fue un enfrentamiento. Como prueba de esto, se encontraron vainas que no son de las pistolas que usa la Policía”.

Sin palabras

El oficial principal José Antonio Martínez está internado en un sanatorio de la capital tucumana. Por orden de la Justicia, permanece con consigna policial. De acuerdo a la versión de la fuerza, el efectivo fue agredido y despojado de su arma reglamentaria durante un enfrentamiento previo al momento en que se produjeron las muertes de los agricultores en Tafí del Valle.

Consultado por este medio, Martínez prefirió no hacer declaraciones. Su esposa, Lorena Verduz, explicó: “Si los otros policías no llegaban, lo iban a matar. En ningún momento mi marido sacó su arma”. Sobre el estado de su esposo, precisó: “Estamos esperando el parte para saber si hay que operarlo”.

Según consta en la documentación oficial, cerca de las 20, Martínez se encontraba en la zona de El Rodeo, custodiando el VW Vento de los Moreno, cuando llegaron varias personas a bordo de un Ford Focus y una camioneta Chevrolet. Estos lo atacaron, provocándole heridas en el rostro. Además, le quitaron su arma.

Siempre de acuerdo a esa versión, estas personas huyeron llevándose el Vento y posteriormente fueron interceptados por un equipo policial de apoyo en la zona del puente de La Banda, en el barrio San Cayetano, donde los Moreno habría descendido del auto empuñando armas de fuego, lo que provocó la reacción de los policías, quienes abrieron fuego. Todo terminó en tragedia.

0057237wp
Ayer frente a tribunales de Monteros

El reclamo

Ayer, un grupo de familiares de los 16 policías aprehendidos por este caso se reunieron frente a los Tribunales de Monteros y cortaron la calle para exigir la libertad de los efectivos. Algunas alzaron carteles con consignas de apoyo como: “dónde están los derechos de los policías que cumplían sus funciones” ó “Para qué los ciudadanos pedimos seguridad si los policías no nos pueden defender”.

Una de ellas, Fátima Paliza, señaló: “Ellos están aprehendidos pero estaban cumpliendo con su deber. No hubo ningún pedido de coima. El grupo que detiene el auto lo hace porque tenía problemas con los papeles. Esta gente dejó el auto y regresó en una camioneta y otro vehículo con muchas personas para atacar a los policías. Queremos ser escuchados”.

0057238wp

Fuente: La Gaceta