0057151wpComer una pizza en la villa cuesta desde $ 110. Conviene llevar efectivo para no tener problemas con los cajeros.

Los precios en Tafí del Valle dejaron una grata sorpresa a los turistas durante la apertura de temporada, el pasado fin de semana. A diferencia de años anteriores, en los que los costos parecían exagerados en relación con los de capital, esta vez están mucho más acomodados.

Emprendedores de diferentes rubros sostienen que hubo consenso en estirarse para abajo en los precios para no ahuyentar el consumo y mantenerse competitivos respecto de los otros destinos de los Valles.

Por ejemplo, si vas pasar unos días, podés conseguir una cama en un hostel céntrico desde $ 250 o una habitación doble en hotel o posada de $ 900 a $ 2.000 A la hora de la comida, el precio de una pizza va desde $ 110, mientras que una cerveza cuesta de $ 65 para arriba y tomar un café ronda los $ 30. Cenar en un restaurante, en tanto, ronda los $ 250 por persona, con bebida.

Mejor el efectivo

Algunos dicen que es por problemas de sistema y otros que porque actualizaron los cajeros. Lo cierto es que es un problema extraer efectivo de los cajeros automáticos de Tafí y por momentos funciona solo uno, que se queda sin plata muy rápido. El fin de semana pasado, cuando se corrió el Dakar, fue el más problemático porque estaba repleto de turistas a quienes recomendaban ir a El Mollar o hasta Amaicha a sacar plata (más o menos una hora y media de distancia), donde es también poco probable conseguir billetes. Este fin de semana, real apertura de la temporada 2017, también hubo quejas por falta de plata en el cajero de Tafí. Para colmo, no todos los comercios reciben tarjetas de crédito o débito. Si pensás subir, por las dudas, te conviene llevar efectivo.

Poca señal en los celulares

El SMS ha vuelto. La cobertura de internet en Tafí del Valle está igualmente mala para las tres compañías de comunicaciones móviles, y en los negocios u hospedajes que cuentan con Wi-Fi también falla. Entonces, no queda otra que desenchufarse, olvidarse del teléfono y, de ser necesario, volver al viejo y bien ponderado mensaje de texto. Los problemas de cobertura se intensifican los fines de semana, cuando hay más gente en el valle, y en las zonas más pobladas. A relajarse de las redes sociales y de WhatsApp parece ser la consigna obligada este verano en Tafí, El Mollar y Amaicha.

Fuente: La Gaceta