0057108wpUna mujer perdió la vida tras recibir el disparo de una escopeta en el medio del estómago.

Una salida al campo terminó en tragedia en el Río Los Sosa el martes a la noche, cuando una mujer de 31 años murió tras recibir un disparo de una escopeta que habría accionado uno de sus amigos de forma accidental.

Según informaron fuentes policiales un grupo de seis personas se subieron a la Ford F100 de uno de ellos y fueron hasta ese río. Luego de pasar varias horas allí, cuando preparaban todo para irse, el propietario de la camioneta tomó una escopeta que tenía adentro de la camioneta cuando la víctima se estaba subiendo. Al parecer, el disparo fue accidental.

La mujer, Emilia María Amaya, pronto se tomó el estómago, el lugar adonde la habían herido. Al comprender la situación, el resto del grupo se subió al vehículo y fueron a toda velocidad hasta el hospital Regional de Concepción, lugar al que llegó con vida.

Se estima que la escopeta se accionó cerca de las 20.15. Una hora y media después, Amaya murió acostada en una camilla del centro médico de la ciudad sureña.

La Policía de inmediato dio intervención a la fiscalía de turno en feria del Centro Judicial de Monteros. Como primera medida, el fiscal Jorge Carrasco ordenó la aprehensión del muchacho de 21 años al que se le habría escapado el disparo. También se secuestró la escopeta para realizar una serie de estudios en ella.

Por lo que se pudo saber, todos los que habían estado ese día en el campo eran oriundos de Famaillá. Además de Amaya y del joven aprehendido había otros dos hombres y una mujer -todos de 25 años- y una adolescente de 16 años que fueron llamados a Tribunales ayer, pero no trascendieron sus dichos.

Fuente: La Gaceta