0057068wp
Foto de Archivo

La Policía encontró la pistola, similar a la que buscaban, en la casa de uno de los sospechosos.

La Policía ingresó ayer a la madrugada en el domicilio de uno de los sospechosos de haber asesinado al joven Andrés Castro y secuestró dos armas. Según se cree, de una de ellas salió el disparo mortal. La medida fue llevada a cabo por la división Homicidios, a cargo de los comisario Hugo Cabezas y César Juárez. En el lugar, además de las dos armas -una tumbera y un revólver largo calibre 22- se incautó una mochila, celulares y documentación.

El allanamiento había sido pedido por la fiscala Adriana Giannoni luego de la investigación policial. Castro murió el 29 de noviembre en la esquina de Italia y Castro Barros, cuando uno de los dos delincuentes que lo estaba asaltando le disparó.

Castro, quien se desempeñaba como central en Monteros Voley,  iba con su novia y estaba a pocos metros de su casa. Alrededor de las 14.30 ambos fueron abordados. Al parecer, Castro intentó defender a su novia y recibió el impacto de bala en el pecho. Murió al instante.

El caso generó conmoción en varios ambientes. El joven de 23 años jugaba en Monteros Voley, trabajaba como camillero en el hospital Néstor Kirchner y tenía muchos amigos.

Por otro lado la policía detuvo al autor del asesinato del joven de 24 años, domiciliado en el Barrio Evita de Aguilares. Así mismo los dos casos ocurridos en la capital tucumana, están en vías de esclarecimientos.

Fuente: La Gaceta