005460wp
Foto Gentileza Pedro Guzman

José Ariza, lleva más de 14 años investigando y recopilando historias del vóley en ciudad, desde sus orígenes hasta el día de hoy. “Probablemente en principios de 2017 estaría listo el libro”.

Corría la Liga Nacional del 2002, cuando Social Monteros era un asiduo animador de los torneos, en la tribuna, un fanático del vóley comenzaba a diagramar en su cabeza, un libro sobre la historia del vóley monterizo, desde su nacimiento.

“Junto a Pedro Guzmán, y a Tato Rubio, que estaba con su libro de Ñuñorco, comenzamos a buscar recortes de diarios, periódicos, revistas y a entrevistar a personas que jugaron a este deporte en la ciudad”, relata José Ariza, quien se encuentra en el último tramo del libro.

La obra es faraónica, datos estadísticos desde el año 1945 en adelante, equipos, resultados, jugadores y anécdotas de cada partidos. “Son casi 70 años de vóley, la mayoría que entreviste se mostraron entusiasmado por la obra, alrededor del %95 les agrado y nos colaboraron para poder terminar cuanto antes”.

Ariza cuenta a modos de adelanto que el libro tiene un capítulo dedicado a la Escuela Normal, donde se inició el vóley en Monteros, de la mano del Profesor Russo. “Siempre la escuela Normal, estuvo ligada al vóley, con sus equipos, que fueron grandes campeones a nivel nacional”, comenta.

“Monteros tuvo infinidades de Ligas, que estuvieron cuatro o cinco años y se desarmaban, una de las grandes, fue la Liga de los Barrios, donde surgieron grandes jugadores”, explica.  “Fue muy difícil poder corroborar fechas y equipos, sobre todo en los primeros años del vóley en la ciudad”, mientras cuenta,  se agarra la cabeza, gesticula, ya que más de una vez le trajeron dolores de cabeza, el correlato de las fechas.

Al momento de hablar de los grandes equipos que hubo, Ariza afirma que hay cuatro planteles históricos y remarca: Al del 1945 de la Escuela Normal, porque fue el pionero de todos. El Social Monteros de 1975 (Cadetes Menores campeón de todos los torneos provinciales y nacionales), el Social Monteros del 1977 (Perdió la final clasificatorio al Sudamericano contra Estudiante de la Plata), y el Social Monteros de 1998-99 (que comenzó en el ascenso tucumano y terminó con la clasificación a la Liga Nacional A1).

“Los clubes grandes se miden por tradición, historia, identidad, peso y en la provincia solamente hay dos que cumplen con todos los requisitos y son, Tucumán de Gimnasia y Social Monteros”. “Boca, River pueden descender y tener malos años, pero seguirán siendo grandes, por su historia y por el peso propio, como lo tienen estos dos clubes tucumanos”, remarca.

Por último, Ariza hizo mención a la Liga Amateur Monteriza de Voley. “Es algo que nunca tuvo que dejar de existir, Monteros tiene una historia grande con el vóley, todos quieren jugar la Liga Amateur, hasta vienen de otras ciudades. “La Liga Amateur es el ADN del vóley monterizo”.

Los fanáticos del voley tendrán en el 2017, una excusa perfecta para conocer la historia de este deporte en la ciudad. Fotos, entrevistas, anécdotas, recortes de diarios, entre otras perlitas tendrá el libro, que ademas sera presentado con un documental.