005320wp
Foto Gentileza Vero Tolaba

 

El músico presentó su último disco, “Romaphonic Sessions”, en el marco de su gira “Licencia para Cantar”.

En el marco de la gira “Licencia para Cantar”, Andrés Calamaro pasó anoche por Tucumán y la rompió en el teatro Mercedes Sosa, donde miles de personas disfrutaron de su show.

El músico interpretó canciones de su último disco, The Romaphonic Sessions y sumó versiones de clásicos de su vasta y prolífica carrera, no solo como solista sino también con Los Rodríguez y Los Abuelos de la Nada, mechando homenajes a los grandes referentes del cancionero popular en castellano.

En esta experiencia, el autor de “El salmón” estuvo acompañado por el trío de músicos Germán Wiedemer, (piano), Antonio Toño Miguel (contrabajo) y Martín Bruhn (percusión).

“Romaphonic Sessions” fue grabado en dos tardes por Calamaro y el pianista Germán Wiedemer quienes se instalaron en unas oficinas en los estudios Romaphonic (en Buenos Aires) para establecer unas mínimas pautas de repertorio, grabarse y darle formas a un conjunto de canciones para interpretar en directo.

Calamaro y Wiedemer eligieron canciones habituales del repertorio eléctrico para adaptar a una forma dinámica distinta y despojada, y reinterpretaron material que consideraron importante y valioso por sus cualidades poéticas o armónicas, recuperando piezas que -en anteriores ocasiones- interpretó con Hugo Fattoruso o Litto Nebbia.