005226wpComenzaron los encuentros que forman la misión empresarial de Tucumán en Chile. Su apertura en el hotel Plaza El Bosque de Santiago, fue encabezada por el gobernador, Juan Manzur, y los embajadores argentino y chileno, José Octavio Bordón y José Antonio Viera Gallo.

“La idea de esta misión surgió en el encuentro que tuvimos con ambos embajadores en Tucumán para tomar contacto formalmente. Es un primer viaje pero a partir de aquí, si bien hay antecedentes y un trabajo muy valioso ya realizado, queremos incrementar estos contactos y los vínculos”, expresó Manzur en la apertura.

El Gobernador refirió que esta misión es la primera de una serie de encuentros que están previstos con el país trasandino y sus empresarios. “En un área como esta es necesaria una planificación en el tiempo que hay que monitorear e incrementar. Para esa relación está firme la decisión política del gobierno de la provincia de Tucumán y también acompañada por la del gobierno nacional”, – continuó -. “Tenemos entusiasmo y esperanza en que en un plazo muy breve se puedan realizar convenios de cooperación, negocios concretos y empezar a utilizar – en el buen sentido de la palabra – todo el camino recorrido que tiene Chile”. En ese sentido, recordó que Viera Gallo destacó que Chile tiene comercio con el 80% del producto bruto mundial y tratados de libre comercio con más de 65 países, que ha adaptado sus vías marítimas para eso y que puede complementase muy bien con la potencialidad que tiene la Argentina. “Hay avances concretos que ya se vienen dando a través de ferrocarriles y de rutas. Por eso, es importante que los hombres de negocios, ciencia, academia y política de nuestro país estén aquí”, agregó Manzur.

La delegación tucumana incluye a más de 70 empresarios, científicos, académicos, titulares de cámaras empresariales e instituciones y funcionarios del gobierno nacional representantes de la Cancillería y el Ministerio de Transporte. Manzur destacó la presencia de estos últimos funcionarios debido a la importancia que la logística y el transporte presentan en el mundo de hoy, como nudo central para la competitividad y subrayó que Tucumán cuenta con el aeropuerto de carga más grande del interior de la argentina, “lo que nos abre una gran puerta al mundo”.

Por su parte, el embajador José Bordón destacó que en muy poco tiempo se organizó el viaje de la “cualificada y masiva presencia del Gobierno y los empresarios tucumanos. Trabajamos con la idea de los comités de integración – como lo fue el del noroeste argentino con el norte grande chileno en Tucumán. En ese sentido, reiteró “su agradecimiento y felicitación por la excelente organización y alegría de ver a los tres gobernadores del norte trabajar juntos con la idea de una Argentina federal e integrada a pesar de pertenecer a diferentes espacios políticos, que es lo que los presidentes Macri y Bachelet están respaldando en sus respectivos países”.

El Gobernador explicó que a partir del refuerzo de vínculos comerciales “vemos un futuro de progreso, de trabajo y de mejor calidad de vida para nuestra gente. La idea es complementarnos, apoyar las iniciativas chilenas, sumar esfuerzos y que esto se traduzca en más inversiones y, por lo tanto, más trabajo”.  En ese sentido, resaltó que el rol del Estado es ser un facilitador que genere condiciones y acompañe a sus empresarios en el gran desafió que plantea el mundo de hoy: conseguir mercados.

En el mismo sentido, Patricia Matta, jefa del Departamento de América Latina y África de Chile, de la Dirección de Promoción de Exportaciones de la Cancillería, explicó: “Aquí hay muchas oportunidades para ambas naciones. Buscamos reuniones bilaterales que no sean solamente venta o compras, de importar o exportar sino que incluya un paso siguiente de cadenas de valor para ser socios comerciales”. Explicó que este proceso se trata de que, por ejemplo, una empresa argentina produzca algún producto que se exporte a Chile, donde se otorgue un valor agregado para que pueda salir a terceros mercados, sobre todo a Asia. “Ese yo creo que es el futuro del comercio”, concluyó.

Bordón agregó que las embajadas están trabajando en encadenamientos productivos: “Esto es, no solamente macro ruedas de compra y venta de negocios. Ya hicimos lo en la región de Cuyo, en Mendoza; lo acabamos de concretar en la Patagonia, en Neuquén, y ahora el Norte es el tercer destino. Se trata no solo de intercambio de productos si no también de articular procesos productivos y empresas en común pensando, más allá del mercado argentino, chileno o sudamericano, en el mercado mundial, que es muy exigente y competitivo; para poder acceder incorporando a nuestros productos valor de trabajo bien calificado para competir en el mundo”.

El Gobernador y el Embajador destacaron finalmente que la misión empresarial no se trata de un hecho aislado, sino de un encadenamiento de actividades que impacte en la producción y en el empleo.