005051wpCon el objetivo de combatir esta problemática que afecta, según datos nacionales, a unos 400 mil chicos de todo el país, se celebró en Tucumán un encuentro regional en donde estuvieron presentes funcionarios de los ministerios de Trabajo y Agroindustrias de la Nación, la Secretaría Laboral provincial y los representantes de la Red de Empresas que lucha contra esta forma de explotación.

José Anchorena, subsecretario de Programación Técnica y Estudios Laborales del Ministerio de Trabajo de la Nación indicó que se realizan diferentes acciones para poder terminar con el trabajo infantil. “Estamos llevando adelante un diagnóstico, un plan nacional para la erradicación de esta problemática con acciones concretas en los territorios, como, por ejemplo, la creación de jardines de Buena Cosecha o las Mesas Locales con el apoyo de municipalidades”, indicó.

Por su parte, Hugo Rossi, subsecretario de Coordinación Política del Ministerios de Agroindustria de la Nación, resaltó que esta realidad se evidencia sobre todo en zonas rurales durante el tiempo de cosecha, en donde trabajan todos los integrantes de una familia. Al respecto, remarcó que “la solución no está solo en la sanción a los empleadores sino que hay que entender la realidad de cada producción y llevar respuestas duraderas”, resaltó.

Aquellas personas que detecten un caso de explotación laboral infantil pueden hacerlo llamando al 0800-666-4100 de 10 a 16 horas, número que dependen del Departamento de Denuncias Laborales de la Dirección de Inspección Federal de la Nación.

Anchorena agregó que el trabajo infantil no solo se da en el ámbito rural sino también en la recolección de la basura, en la producción de ladrillos e incluso en las fábricas textiles.

“Cerca de 400 mil chicos, de un total de ocho millones que hay en el país, están trabajando”, explicó y garantizó que el objetivo del gobierno es reducir este número.  En este sentido, destacó que como primera instancia, el Ministerio junto con el INDEC, lanzarán una encuesta para determinar con exactitud la cantidad niños y adolescentes que se encuentran bajo esta forma de explotación.

Roberto Palina, secretario de Trabajo de la provincia, indicó que preocupa las cifras que se manejan a nivel nacional con respecto a este tema y consideró que la misión debe estar puesta en generar mayor concientización en la sociedad”.

En cuanto a la situación en la provincia informó que se conoce la existencia de esta problemática, pero que, sin embargo, no se realizan ningún tipo de denuncias al respecto: “Es una lucha constante por lo cual pedimos que se acerquen a la Secretaría para poder conocer casos concretos”.