amado-legislaturaCuatro horas parecían suficientes para una reunión. Sin embargo, la temática era tan importante que las preguntas y sus consecuentes explicaciones hicieron que incluso quedaran cuestiones pendientes de analizar. Se debe a que legisladores de distintos bloques llevaban mucho tiempo pidiéndole al Poder Ejecutivo un informe del trabajo que se realiza respecto a la principal preocupación de la ciudadanía: la inseguridad.

Finalmente ese encuentro se realizó ayer en el tercer piso de la Legislatura, aunque a puertas cerradas. Los miembros de la comisión de Seguridad recibieron al ministro de Gobierno, Justicia y Seguridad, Regino Amado; al secretario de Seguridad, Paul Hofer; y al jefe de Policía, comisario Dante Bustamante, entre otras autoridades del área. “Hemos mostrado nuestras mejoras en los últimos tiempos, pero también nuestras debilidades y necesidades, y hemos pedido el auxilio de este poder del Estado para confeccionar leyes que mejoren la seguridad para todos los tucumanos”, resumió Amado.

El presidente de la Cámara, Osvaldo Jaldo, contó que durante el encuentro hubo más de 22 legisladores que se anotaron para hacer preguntas. “No alcanzaron las cuatro horas, quedaron temas pendientes”, resaltó. Y agregó: “Los tucumanos están muy preocupados por la seguridad y le hemos planteado al ministro que hay que consolidar todo lo bueno que se viene haciendo, pero que también hay que redoblar los esfuerzos. Todavía hay mucho para resolver y para mejorar”.

En ese sentido, Jaldo anunció que dentro de dos semanas tendrán sanción las reformas al código procesal penal. “Este trabajo conjunto que venimos realizando va a ser para beneficio de la comunidad. También vamos a invitar al Poder Judicial para que nos reunamos los tres poderes del Estado para analizar esta temática que tiene tan preocupada a la sociedad”, adelantó.

A lo largo de las cuatro horas hubo preguntas, respuestas e incluso una exposición enPower Point de parte de Hofer. No obstante, algunos legisladores se retiraron disconformes de la reunión. Uno de ellos fue el radical José María Canelada. “Es positivo que después de tantos meses de reclamo de la oposición la cúpula de seguridad haya venido a dialogar; hemos dejado en claro que nos interesa aportar ideas. Pero creo que estamos haciendo un diagnóstico distinto de la realidad porque tanto el ministro como sus secretarios nos transmiten que para ellos las cosas están bien y sinceramente percibimos que no están bien, percibimos otra cosa en la calle cuando hablamos con los vecinos”, comentó.

“Pregunté por el Plan de Seguridad del que tanto se habla, yo hasta dudaba de su existencia, y nos comentaron los trazos gruesos de ese plan pero no nos contestaron cosas puntuales como, por ejemplo, por qué ayer se fugó un narcotraficante. De todas formas está bien que dialoguemos y hacia eso queremos avanzar”, agregó Canelada.

Un evaluación similar hizo la peronista disidente Stella Maris Córdoba. “Fue una buena reunión, por fin los responsables de la seguridad vinieron a la Legislatura. Pudimos preguntar de todo, pero no obtuvimos las respuestas que esperábamos. Según sus proyecciones, el Plan de Seguridad obtendrá resultados positivos dentro de 15 años y no podemos esperar 15 años para que esto funcione. ¿Cuántos tucumanos más van a ser víctimas del delito hasta entonces?”, cuestionó la parlamentaria.

Fuente: La Gaceta