00469wpEl subsecretario de Seguridad, César Nieva, junto a el jefe y subjefe de Policía, Dante Bustamente y Mario Rojas, mantuvieron una reunión con las autoridades de la Liga Tucumana de Fútbol y el Sindicato de Árbitros Deportivos de la República Argentina (SADRA) a partir de los incidentes que ocurrieron en el estadio de Villa Mitre, en la ciudad de Tafí Viejo, con la referí Leila Argañaraz.

Nieva contó que cuando finalizó el partido entre Brown y Villa Mitre, la árbitro fue herida por un hincha que arrojó una piedra. “No tan solo por este hecho, sino por otros que vienen ocurriendo en los encuentros deportivos de la Liga, se han dispuesto una serie de medidas con el fin de erradicar a la violencia de fútbol”, dijo.

El funcionario indicó que se implementarán cursos y talleres con la presencia de todos los actores que intervienen -autoridades de los clubes  y personal policial- para coordinar tareas. También remarcó que se solicitará una audiencia con el ministro Público Fiscal. “Hubo mucho interés por parte de este organismo, consideramos que la participación de la Justicia es fundamental”, agregó.

Rubén Sagra, tesorero de SADRA, dijo que la reunión fue muy positiva ya que en el dialogo de todos los agentes que intervienen se pueden buscar las soluciones a los problemas que puedan ocurrir en los campos de juego. “Esperamos mejoras y más cuando ya estamos ingresando a la parte final del torneo”, dijo. También pidió conciencia de quienes asisten a los juegos ya que si ocurren nuevos incidentes pueden suspender el torneo. “Hasta esas instancias no queremos llegar”.

Nieva destacó que el fútbol es un deporte muy propio en el país y sirve para alejar a los jóvenes de situaciones peligrosas. “Es triste que personas estén cometiendo hechos de violencia”, consideró resaltando que hay que  trabajar para concientizar a la gente, “si queremos una sociedad pacifica tenemos que empezar con lo más simple”, finalizó.