El juez Pablo Zoff hizo lugar a las presentaciones del fiscal y de los querellantes; y elevó a juicio la causa iniciada en 2012 contra el cura acusado de abusos en el Seminario de Paraná.

En una breve resolución, el magistrado hizo lugar a las presentaciones que hicieron el fiscal Juan Francisco Ramírez Montrull y los querellantes Rosario Romero y Marcos Rodríguez Allende.

La causa contra el cura Ilarraz, a quien siete víctimas acusan de graves abusos cometidos mientras fue prefecto de disciplina en el Seminario Arquidiocesano Nuestra Señora del Cenáculo entre 1985 y 1993, se inició en septiembre de 2012, y entonces intervino como juez Alejandro Grippo.

En noviembre de 2014 comenzó a intervenir Susana María Paola Firpo, que hace una semana fue designada transitoriamente en el Juzgado de Transición de Marina Barbagelata, que ahora cumple funciones de camarista. En lugar de Firpo, ahora está Zoff, quien avaló la elevación a juicio. .

El defensor Juan Ángel Fornerón se había opuesto a esta medida. Había pedido la nulidad de algunas pruebas y que se dicte el sobreseimiento del sacerdote.

Fuente: Diario Uno Entre Rios