El legislador Reneé Ramírez aseguró que los $150.000 que le asignan son insignificantes y sus palabras tuvieron repercusión hoy en la Legislatura tucumana.

Las declaraciones del titular de ATSA fueron realizadas durante una entrevista con el periodista Gustavo Toledo, en un programa de Radio Concepción 97.1 FM.

“Los gastos sociales del legislador son de $150.000 y la verdad que no alcanzan ni para la semana”, señaló Ramírez y añadió que ese dinero está destinado a la compra de “colchones, chapas, contrapiso, tapias, arreglos en las cocinas, entre otras cosas”.

Además, el legislador dijo que “por su amplio compromiso” la suma es insignificante: “es muy poco para los costos que hay en la actualidad”.

“Yo presento las facturas de todos los gastos. Rendimos cuentas todos los meses. Está en la moral, en la conciencia de cada uno. Yo creo que la Legislatura está marcando una línea de trabajo y la estamos cumpliendo”, sentenció.

Repercusiones

Durante la sesión de hoy, Fernando Juri defendió el sistema de ayudas sociales. “Yo no me hago quedar plata de las ayudas económicas. Están rendidas con nombre y apellido”.Guillermo Gassenbauer lo apoyó a Juri, mientras que Luis Brodersen habló de “gastos ocultos”.

Por su parte, Alfredo Toscano, del peronismo disidente, y Ariel García, de la UCR, también justificaron las ayudas sociales de la Legislatura pero se mostraron abiertos a un posible cambio de sistema.

Fuente: La Gaceta