00396wp
 Josefina Casiva, madre de uno de los niños que fue víctima de abusos y maltratos, aseguró a primerafuente que ya hay varios padres que advirtieron el mismo problema con sus hijos en la escuela French y Berutti. Responsabilizó a la directora y a las docentes.

Josefina Casiva, madre de R., un niño de siete años que cursa el segundo grado de la escuela French y Berutti en la ciudad de Aguilares, encendió la luz de alerta sobre el abuso y acoso sexual que vienen sufriendo varios niños en el establecimiento educativo ubicado en la calle Coronel Pringles al 500.

En diálogo telefónico con primerafuente.com, Josefina aseguró que a raíz de su denuncia se fueron conociendo más casos de niños, incluso de algunos que van al jardín de infantes, que son víctimas de maltratos, acoso y abusos sexuales por parte –según sus dichos- de alumnos de sexto grado.

“Esto sucedía en los recreos, los chicos eran llevados al baño donde eran manoseados y maltratados, mientras las maestras se encerraban a tomar mate. Ayer tuvimos una reunión de padres con la directora pero ella se burló de todos y negó estas situaciones, además salió a defender y a justificar a las maestras que no controlan ni cuidan a los chicos”, sostuvo indignada la mujer.

Josefina contó que advirtió lo que le sucedía a su hijo porque tenía actitudes muy agresivas: “estaba cada vez peor hasta que lo llevamos a una psicóloga y ahí nos dimos cuenta lo que realmente le sucedía”.

Junto a su abogada Cintia Brito, Josefina dijo que realizó el viernes pasado la denuncia en la comisaría de Aguilares mientras que en estos días darán a conocer sobre estos graves casos a las autoridades del Ministerio de Educación de la provincia.

“Queremos que los alumnos involucrados sean sancionados y expulsados de la escuela, al igual que todas las maestras que son responsables y no cuidaron a los niños. La directora Ana María Caliva también debería ser sancionada”, alertó la mujer, madre también de otros dos niños, de 8 y 10 años.

 Fuente: www.primerafuente.com.ar