00313wpExiste una falla que hace las conversaciones borradas puedan ser recuperadas. Afecta al sistema iOS. Cómo resolver este problema.

En los últimos días trascendió que los chats de WhatsApp después de ser eliminados dejan un rastro que permite luego recuperarlos. Así lo informó un experto en seguridad. Y fue también él quien compartió una forma en que se puede reducir este riesgo al mínimo.

“Lo siento amigos, mientras que los expertos alaban los nuevos controles de cifrado de WhatsApp, la última actualización de la aplicación deja un rastro forense de todos los chats, incluso después de eliminarlos, borrarlos o archivarlos… incluso si le das a ‘borrar todos los chats’. De hecho, la única manera de deshacerse de ellos parece ser la de eliminar completamente la aplicación”, detalló el especialista en informática Jonathan Zdziarski en su blog.

El dato, como era de esperar, trajo repercusiones entre los usuarios. Y puso en duda los cuidados que el servicio de mensajería dice tener con la privacidad de los cibernautas. Hace apenas unas semanas anunció un sistema de cifrado de extremo a extremo que supone ser una garantía para evitar que las conversaciones sean interceptadas por terceros.

Pero esta mejora parece no ser suficiente para evitar que los chats eliminados no puedan ser recuperados.

Según explicó Zdziarski, los mensajes compartidos en la app dejan un rastro porque hay un un fallo de diseño en las librerías SQLite de la aplicación, en particular en los registros de la base de datos.

El experto hizo la prueba en teléfonos iPhone y probó que esa huella que queda “puede ser recuperada y reconstruida a su formato original”, lo cual representa una clara vulneración a la privacidad de los usuarios. Es que cualquiera que accediera el equipo podría recuperar las conversaciones.

De todos modos, remarcó que este error no parece ser algo intencional. Por el contrario, asegura que es algo usual en aplicaciones que usan SQLite ya que el sistema no elimina la base de datos por default en iOS, sino que la agrega a una “lista libre”.

Y los datos allí no son borrados a menos que se necesite espacio extra en la base de datos y esto puede llevar cierto tiempo. Algo parecido ocurre con el iMessage.

Zdziarski compartió unas recomendaciones -sólo válidas para iPhone- para solucionar (o al menos minimizar los riesgos) de este problema:

1. Usar iTunes para establecer una contraseña de respaldo compleja y larga
2. Inhabilitar la actualización de la nube
3. Borrar cada tanto la aplicación de WhatsApp y luego volver a instalarla.

Fuente: Infobae