00285wpLa tradición de tomar tres tragos del brebaje que se prepara macerando caña o grapa con ruda es antiquísima, y tiene origen en los pueblos originarios de nuestro país.

En muchos hogares este domingo no se habla de otra cosas: “Tenemos que tomar la caña con ruda”. Y es que comienza el mes de agosto y la superstición avisa que para “pasarlo” es necesario cumplir el ritual.

La tradición de tomar tres tragos del brebaje que se prepara macerando caña o grapa con ruda es antiquísima, y tiene origen en los pueblos originarios de nuestro país.

Los guaraníes tomaban la ruda macho a sabiendas de que era eficaz contra los parásitos y los problemas estomacales, y también para aliviar picaduras.

Pero es fuerte la creencia de que la ruda es implacable contra la envidia ajena y la mala suerte, entonces se espera que la bebida pueda “espantar los males del invierno”.

Cómo hacer. A una botellita de caña o grapa de las que se pueden conseguir en kioscos o licorerías, agregar un puñado de hojas o ramitas de ruda macho. Lo ideal es hacerlo con varios días de anticipación para que macere mejor.

A la mezcla se le puede agregar caramelo hecho con azúcar quemada, lo que le mejorará el sabor y le dará un color más intenso.

El brebaje puede guardarse sin problemas por mucho tiempo en un recipiente bien tapado.

Este lunes 1 de agosto al levantarte, habrá muchos cumpliendo con el “mandato” al “empinar” la botellita o el vasito y tomar la caña con ruda. Pero si no llegás, una regla no escrita pero vigente en la tradición oral indica que hasta el 15 se puede cumplir con el rito y convidar a los amigos.

Fuente: www.diaadia.com.ar