00239wpEl jefe de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, calificó como “grave” el escenario que deben enfrentar los trabajadores argentinos.

El jefe de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, consideró que es grave el escenario que deben afrontar los trabajadores argentinos por la pérdida del poder adquisitivo y adelantó que, junto a otras centrales, evalúan la posibilidad de tomar una medida de fuerza entre la segunda y tercera semana de agosto, según informó durante una entrevista en Radio 10.

“Hasta la clase media es golpeada por el tarifazo. El costo de la canasta alimentaria, la pérdida de las fuentes de trabajo, la precariedad laboral, que es altísima en el país, y los salarios, que no superan en promedio los $ 9.000, dan cuenta de una situación gravísima”, evaluó.

Micheli también se refirió al paro nacional de 48 horas anunciado desde este lunes por la Federación Nacional Docente y la CTA en siete provincias en las que deberían reiniciarse las clases tras las vacaciones de invierno. La medida, es en reclamo por la política de “ajuste” de Nación y provincias.

“Todo lo que se firmó en el primer semestre ha quedado desfasado a lo que ha sido el costo de vida e inclusive a la inflación proyectada que da el propio Gobierno”, explicó el sindicalista. Y agregó: “la Federación Docente está pidiendo un básico de $ 12.000. En tanto, la CTA pide un salario mínimo de $ 20.000, lo que es la canasta de alimentos para una familia tipo”, detalló Micheli.

Por su parte, Pablo Moyano, secretario del Sindicato de Camioneros, advirtió que hay varios gremios que están pidiendo la reapertura de las paritarias.

“La administración de Mauricio Macri gobierna para un solo sector, compuesto por empresarios, el campo y los bancos”, afirmó Moyano.

Consideró, además que hoy hay muchos gremios están adormecidos y que el sindicalismo está en una etapa pasiva.

“No tienen la culpa de que cambien los gobiernos, ellos son oficialistas esté quién esté”, aseveró acerca de sus colegas.

Moyano advirtió en declaraciones a Radio Del Plata que “va a haber una reacción del movimiento obrero”, al tiempo que analizó: “Tiene que ser una gran movilización o un paro”.

“No puede ser que los dirigentes miren por televisión lo que está pasando con los trabajadores”, fustigó. Sostuvo, en tanto: “Ojalá que a partir del 22 de agosto haya una sola CGT”, mientras reclamó una “reacción inmediata con paro o movilización”.

Fuente: La Gaceta