00183wpLa Secretaría de Transporte y Seguridad Vial de la provincia puso en vigencia la ley Alcohol Cero que apunta a evitar los accidentes de tránsito.

Desde el 1 de julio, luego de transcurridos los 90 días del periodo de concientización y difusión de la norma, se han secuestrado 49 vehículos. Además, desde el área aseguraron que los controles se van a intensificar en rutas nacionales y provinciales y en diferentes municipios.

Al entrar en vigencia la normativa, se estableció un plazo de tres meses para que la ciudadanía se informara y concientizara sobre sus alcances. Transcurrido este tiempo, la ley rige plenamente y se establecen sanciones y multas si se detectan conductores al volante con alcohol en sangre. Desde el área de Transporte sostienen que la tolerancia cero obedece a parámetros comprobables por los que la persona, luego de consumir bebidas alcohólicas, sufre alteraciones en algunas de sus capacidades físicas, como disminución de reacción o atención, visión borrosa, pérdida de equilibrio y falsa sensación de seguridad.

Las sanciones que la ley estipula – multas y secuestro de vehículos – siempre dependen de la cantidad de gramos de alcohol en sangre. También aparece la figura del conductor alternativo, que puede evitar el secuestro del móvil en caso de que una persona, tras cumplimentar el test y la documentación, pueda conducirlo por el plazo de 3 horas contadas desde la prueba.

Si bien hasta la fecha no se han adherido a la ley la totalidad de los municipios, desde el Gobierno recomendaron esta unión a todas las ciudades de la provincia. Además, la Secretaría de Transporte ha impulsado, en conjunto con las municipalidades, la realización de capacitaciones para que los instructores de tránsito puedan conocer los alcances de la ley.